Investigue aquí sobre la memoria humana

lunes, 6 de octubre de 2014

Los cambios cerebrales con el aprendizaje

Tomado de Yahoo Noticias
Conocer lo que sucede en el cerebro cuando aprendemos un segundo idioma es una tarea fascinante en la que los neurocientíficos llevan años sumergidos. Uno de los primeros aspectos que observaron sobre este fenómeno fue que los niños que aprenden una segunda lengua incorporan ambos idiomas en la misma región, mientras que los adultos tenemos que emplear otra zona adyacente para la nueva tarea. Y las pruebas apuntan a que conocer un segundo idioma - al formar parte de la reserva cognitivia - retrasa los síntomas de enfermedades degenerativas como el Alzhéimer.
La última aproximación a estos cambios la han hecho un equipo de investigadores de la Universidad de Umeå , en Suecia, quienes acaban de estudiar lo que pasaba en el cerebro de 853 personas durante tres meses en los que aprendieron un idioma de forma intensiva. Para observar lo que sucedía en sus neuronas, los científicos tomaron imágenes con resonancia magnética funcional al principio y al final del proceso y compararon los resultados.  Leer más

domingo, 14 de septiembre de 2014

Si es posible borrar la memoria humana: Cientíificos

Yahoo Argentina Originales (Yahoo celebridades Colombia)
Hace 10 años una película nos mostraba que la memoria puede ser la fuente principal del sufrimiento humano.
Y ahora, los científicos están llevando a la realidad lo que este filme anticipó. Seguinos en Instagram:
 Acceda aquí:  @yahoooriginales #yahoooriginales  

lunes, 1 de septiembre de 2014

Algunos factores de, por qué falla la memoria

¿No sabes ni en qué día vives? Muchas veces las personas olvidan cosas de forma temporal, es decir, en ese momento no recuerdan algo que debían hacer, pero, ¿por qué falla la memoria?
Existen diversas causas que van desde el estrés, la falta de sueño, hasta la realización de diferentes cosas a la vez; sin embargo, existen otras características que favorecen la pérdida de memoria temporal.
¡No dejes que se apague tu cerebro!
Siempre trata de mantener alerta tu cerebro, pero sin saturarlo, ya que puede ser contraproducente para él tener que organizar muchas cosas a la vez, por lo que decide apagarse por un momento. Por el momento, trata de evitar o tratar las siguientes causas de la pérdida de memoria.
1. Menopausia. Los problemas de memoria son muy comunes en las mujeres que están en esta etapa, debido a todos los cambios hormonales, sin embargo, es temporal, ya que una vez superada la menopausia, todo vuelve a la normalidad, de acuerdo con un estudio publicado en el journal Menopause.
2. Embarazo. Los niveles de hormonas durante el embarazo generan un debilidad en la memoria, es decir, afectan al cerebro, por eso son más olvidadizas, de acuerdo con la University of Bradford and Bradford Institute for Health Research in England.
3. Quimioterapia. Los pacientes que padecen cáncer y que son sometidos a este tratamiento, experimentan pérdida de memoria transitoria, debido a la combinación de factores como la enfermedad y el estrés, de acuerdo con investigadores de la University of Miami Miller School of Medicine.4. Fatiga crónica. De acuerdo con un estudio de Mayo Clinic, las personas suelen perder la memoria a corto plazo por el cansancio crónico, y puede ir acompañado de dolor de garganta, inflamación de ganglios linfáticos, dolor muscular, de cabeza y articulaciones.
5. Mala alimentación. La deficiencia de vitaminas B1 y B12 afectan la memoria, por lo que debes incluir en tu dieta proteínas y grasas de alta calidad, para que tu cerebro funcione correctamente.
Si reduces el estrés a través de métodos alternativos como la meditación, respiración profunda, yoga y masajes, reducirás el cansancio, relajarás tu mente y evitarás la pérdida de memoria temporal. Y tú, ¿cómo cuidas tu mente?
https://co.mujer.yahoo.com/falla-memoria-200152776.html
Fuente: Yahoo.com

Con informacion de: Salud180

sábado, 26 de julio de 2014

Técnicas y teorías sobre los recuerdos

Teorías sobre el sistema de recuerdos en la mente humana y algunas formas de borrarlos

miércoles, 23 de octubre de 2013

Terapia de limpieza cerebral, durante el sueño

(AFP / Yahoo noticias)
Dormir permite al cerebro limpiarse de los residuos acumulados durante la víspera gracias a un mecanismo descubierto recientemente, y que está sobre todo activo durante el sueño, mostró una investigación publicada este jueves.
Al igual que un portero que barre los pasillos cuando la luz se apaga, en el cerebro se producen mientras dormimos grandes cambios que le permiten expulsar la basura y alejar la enfermedad.
Este descubrimiento podría hacer avanzar la comprensión de las funciones biológicas del sueño, explicaría por qué pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo y podría permitir encontrar tratamientos contra enfermedades neurológicas como el Alzheimer, estiman los investigadores cuyo trabajo aparece publicado este jueves en la revista estadounidense Science.
"Esta investigación muestra que el cerebro tiene diferentes estados de funcionamiento durante los períodos de vigilia y sueño", explica el doctor Maiken Nedergaard, de la facultad de medicina de la Universidad de Rochester (Nueva York, noreste), el principal autor del estudio.
"De hecho, la naturaleza recuperadora del sueño resultaría de la eliminación de estos residuos producidos por la actividad neuronal que se acumulan durante el período de vigilia", añade.
Para este trabajo de limpieza el cerebro utiliza un sistema único llamado "glinfático", de alta actividad durante el sueño y que permite limpiar la mayor parte de toxinas responsables de enfermedades como el Alzheimer u otras patologías neurológicas. Este sistema se encuentra diez veces más activo durante el sueño que mientras estamos despiertos.
Además, los investigadores han descubierto que las células cerebrales reducen su tamaño un 60% cuando dormimos, lo que permite a los desechos ser eliminados más fácilmente.
"El cerebro tiene energía limitada a su disposición", afirmó Nedergaard. "Puedes imaginarlo como organizar una fiesta en tu casa. Puedes entretener a los invitados o limpiar la casa, pero realmente no puedes hacer las dos cosas a la vez", explica.
El descubrimiento podría también responder a la pregunta de por qué necesitamos dormir. Casi todas las especies animales duermen de una manera u otra, desde las moscas a las ballenas, apuntan los investigadores.
El hecho de dormir puede resultar fatal cuando se encuentran cerca depredadores, y hasta ahora no se había entendido bien que el sueño responde a una función esencial vital de la evolución.
El sistema linfático permite eliminar los residuos celulares en el organismo, pero no en el cerebro, que permanece aislado protegido por un complejo sistema de puertas de acceso molecular que controla entradas y salidas.
Los investigadores pudieron observar por primera vez este sistema de limpieza cerebral gracias a una nueva tecnología de imagen utilizada en ratones, que presentan un cerebro similar al de los humanos.
El mecanismo integrado en el sistema sanguíneo del cerebro impulsa el fluido cerebro espinal a través de los tejidos y lo reenvía purificado, mientras que los desechos son transportados por la sangre hasta el hígado, donde son eliminados.
Una eliminación de estas toxinas del cerebro resulta esencial puesto que su acumulación en forma de proteínas tóxicas puede provocar la enfermedad de Alzheimer.
Casi todas la patologías neurodegenerativas están vinculadas a una acumulación de desechos celulares, señalan los investigadores.

lunes, 30 de enero de 2012

La Neuroquímica del Sexo y la salud


El orgasmo es generalmente visto como la última meta del sexo recreacional.
(Bibliotecapleyades.net) Wilhelm Reich fue el primer científico en describe la naturaleza y propósito del orgasmo como una descarga del exceso de bioenergía, con la liberación adicional de energías de sensación, y el también reconoció las consecuencias negativas del bloqueo de las energías sexuales.
Desafortunadamente, además de los emocionantes clímax, los orgasmos tienden a producir efectos secundarios negativos de gran alcance, que solamente hasta ahora se están entendiendo mejor.
Esto es debido a tendencias predecibles en la actividad hormonal, que parecen ser similares en todos los mamíferos, para asegurar ciertos objetivos evolutivos, especialmente la amplia mezcla de estanques genéticos y la crianza segura de los descendientes. Esto es alcanzado con los siguientes cambios neuroquímicos.
Los principales protagonistas son:
dopamina, la hormona de la recompensa
prolactina, la hormona de la saciedad
oxitocina, la hormona del cariño
niveles de receptores andrógenos, los cuales afectan muy poderosamente nuestro humor, nuestro deseo de intimidad, nuestra percepción u opinión de nuestra pareja, así como nuestra susceptibilidad a las adicciones y a sustancias adictivas.. Amnpliación

¿Se puede reducir el cerebro por exceso de grasa?

Investigaciones  sobre los efectos de la obesidad en el cerebro humano, ha despertado el interés de los científicos por lograr un resultado efectivo.
Un estudio realizado por Paul Thompson, investigador de la Universidad de California, apunta a que la obesidad puede reducir el tamaño del cerebro en los ancianos, haciéndolos más vulnerables a la demencia.  Colombia.com - Bogotá - 27/Ene/2012

Tras estudiar a 94 sujetos que superaban los setenta años de edad, Thompson observó que el cerebro de los obesos parecía 16 años más “viejos” que el de sus compañeros más delgados.
Sus resultados indican que los ancianos con mayor índice de masa corporal (IMC) tienen también un cerebro más pequeño, en concreto un 8% más reducido que el de sujetos con un peso normal.
Y que la pérdida de masa cerebral se produce fundamentalmente en el lóbulo temporal y el lóbulo frontal, con un importante papel en la planificación y la memoria, respectivamente.
Thompson sugiere que a medida que aumenta la grasa corporal es más probable que existan arterias obstruidas, lo que reduce la llegada de oxígeno y sangre a las neuronas del cerebro.
La buena noticia, añade, es que hacer ejercicio intenso puede “salvar” la misma cantidad de tejido cerebral que se pierde a causa de la obesidad. Sus conclusiones se publican en la revista Human Brain Mapping.

lunes, 4 de julio de 2011

Análisis del sexto sentido en los humanos

Fuente: Yahoo noticias
Podría ser, aunque si estás pensando en que ese sexto sentido sirve para ver muertos, como el niño protagonista de la película homónima de Night Shyamalan, la respuesta es: "no". Si para algo puede servir ese supuesto nuevo sentido (común en ciertos animales aunque todavía está por ver que realmente esté operativo en humanos) es para ver campos magnéticos.

Vayamos al meollo de la cuestión. Un estudio realizado por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts sobre una proteína encontrada en la retina humana, sugiere que dicha proteína posee la habilidad de funcionar como un detector de campos magnéticos. Al menos así ocurrió cuando la implantaron en las moscas de la fruta.

No obstante, los científicos se han cuidado mucho de ligar los resultados de su investigación con el hecho de que los humanos la usemos en este sentido. Tal y como afirman, este punto se desconoce.

En palabras de Steven Reppert, neurobiólogo e investigador del equipo médico que realizó el estudio: "Se cree que esta proteína es importante en las migraciones animales. Tal vez esta proteína también cumpla una función magneto-sensitiva importante en los humanos".

Investigaciones anteriores sugieren que además de ayudar a que algunos animales como las tortugas marinas o las aves migratorias puedan navegar, la habilidad de detectar campos magnéticos podría ayudarles también en la percepción visual espacial. Tal vez estos animales posean una especie de sistema de coordinadas de campo magnético sobrepuesto a los objetos que ven.

Reppert comenta: "Pudiera ser que esto ayudara a que los animales percibieran los objetos en el espacio-tiempo de un modo en el que no habíamos pensado anteriormente".

Los sentidos magnéticos de los animales se basan supuestamente en unas proteínas especiales llamadas criptocromos que también se han encontrado en la retina de los humanos. A pesar de que los resultados de anteriores investigaciones dieron a entender que los humanos no podemos sentir esos campos magnéticos, existen evidencias de que el geomagnetismo afecta al sistema lumínico en nuestros ojos.

Para comprobar si los humanos poseían este otro sentido, Reppert y sus colegas tomaron moscas de la fruta salvajes (con sus criptocromos intactos) y las compararon con otras de laboratorio en la que se habían remplazado sus criptocromos originales por la versión humana de la proteína.

Luego ubicaron a las moscas en un laberinto en forma de T y equiparon cada uno de los tres extremos con una bobina que los envolvía, de modo que cuando se aplicaba corriente una de las tres bobinas se magnetizaba. Los científicos iban alternando la magnetización de las tres bobinas, y también variaban la potencia. En algunos casos el campo magnético creado superó en ocho veces el de la Tierra.

Las moscas que contaban con los criptocromos humanos mostraron sensibilidad a los campos magnéticos evitando el extremo magnetizado, tal y como hacen de forma natural cuando no se encuentran aclimatadas al magnetismo, y más tarde, cuando se les entrenó recompensándolas con azúcar si acudían al campo magnético, acudiendo al extremo de la bobina electrificada.

Curiosamente, los investigadores descubrieron que la proteína humana solo funcionaba en la gama azul de la luz.
Lo vi en Yahoo! News

lunes, 27 de junio de 2011

Trastornos cerebrales que regulan la emoción y el estrés

Enfermedades siquiátricas por vivir en la ciudad
Ansiedad, depresión y esquizofrenia
 Fuente: Médicos consultores.com

25.06.11 - Las personas que nacen y son criadas en ciudades tienen un riesgo de por vida más elevado de trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, debido al impacto que vivir en la ciudad, parece tener sobre dos regiones cerebrales que regulan la emoción y el estrés, indica un estudio internacional reciente.
 
Los hallazgos de un nuevo estudio, podrían llevar a nuevas formas de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad, según los investigadores.

Estudios anteriores habían encontrado que los residentes urbanos tienen un riesgo 21 por ciento más elevado de trastornos de ansiedad y un riesgo 39 por ciento más elevado de trastornos del estado de ánimo.

También tienen una tasa casi doble de esquizofrenia que las personas que no viven en ciudades, señaló el coautor del estudio Jens Pruessner, del Instituto Universitario de Salud Mental Douglas, en Montreal.

Pressner y sus colegas en Alemania usaron IRM funcional para estudiar la actividad cerebral de voluntarios sanos de áreas urbanas y rurales. Encontraron que los habitantes de las ciudades tenían mayores respuestas al estrés en la amígdala, un área del cerebro involucrada en la regulación emocional y el estado de ánimo.

Los investigadores también hallaron que ser criado en la ciudad se asociaba con actividad en la corteza singulada, que tiene que ver con la regulación de los estados de ánimo negativos y el estrés.

"Estos hallazgos sugieren que distintas áreas del cerebro son sensibles a la experiencia de vivir en la ciudad en distintos momentos de la vida", señaló Pruessner en un comunicado de prensa del Douglas.

"Estos hallazgos contribuyen a nuestra comprensión del riesgo ambiental urbano para los trastornos mentales y la salud en general. Además, apuntan a un nuevo método de colaboración para que las ciencias sociales, las neurociencias y las políticas públicas respondan al importante desafío de salud de la urbanización".
.
Pruessner añadió que se necesitan más estudios para ampliar los hallazgos.
El estudio se publica en la edición actual de la revista Nature.

sábado, 17 de octubre de 2009

CÓMO LIMPIAR LA MEMORIA DE BASURA ACUMULADA

Saber desistir de lo que no podemos hacer puede ser una forma de afrontar la realidad, con más eficacia y seguir adelante con mayor confianza en uno mismo.
Por ejemplo:
Si debemos hacer una tarea que venimos postergando desde hace tiempo, tenemos dos opciones, una: hacerla, otra: desistir de hacerla. Si no hago ninguna de las dos, cada vez que algo me lo haga recordar, el cerebro, me reprochará: - Dijiste que tenías que hacer tal cosa...¡y no lo haz hecho! Así, al preocuparme por algo que iba a hacer y no hice, desperdicio mi energía.
Esto es sólo un ejemplo de las tantas tareas que guardamos en la memoria, que se van archivando y una de las posibles razones de “levantarnos cansados por las mañanas”.
Seguramente NUNCA se nos hubiera ocurrido asociarlo. Esto es así, debido a que la mente  debe retener una serie de recordatorios y decisiones que nunca se hacen realidad y de esta forma se consume energía, ya que se ha creado una unidad de atención.
¿Cuál es la solución?
Hacer lo que se propuso o desistir de hacerlo.

Si uno no lo puede hacer de inmediato, pero quiere hacerlo, existe una manera muy sencilla de vaciar el cerebro: Ponerlo por escrito.
De esta manera al escribirlo, la mente reacciona así: No necesito preocuparme más por esto. Esto mismo es válido para cualquier cosa que nos preocupe, lo que tenemos que comprar, las visitas que debemos hacer, consultas, trámites, etc.
Todas esas pequeñas cosas acumuladas en la mente son unidades de atención, que sobrecargan el cerebro, obstruyendo los pensamientos e impidiendo que nos concentremos en el presente. Si uno se va a la cama preocupado por el montón de cosas que debe hacer, el cerebro tendrá que mantener todo eso, mediante las ondas Beta, mientras que el sueño se produce con las ondas Delta. LEER MÁS 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...